English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 14 de diciembre de 2017

EL VATICANO INSTALA UN PESEBRE BLASFEMO, CON UN MUERTO Y UN HOMBRE DESNUDO


Fuente: Adelante la Fe (extracto)

Un pesebre de tinieblas (en el Vaticano)
En la Plaza del Vaticano han puesto un pesebre, pero un pesebre de tinieblas, con  muerto y hombre desnudo incluido. ¿Qué hacen un muerto y hombre desnudo en un pesebre? ¿Pero qué mentes retorcidas son las autoras de  tal profanación del misterio del nacimiento del Niño Dios? [La excusa que se ha dado para esta profanación, es que con este pesebre se pretende resaltar las obras de misericordia, entre las que están vestir al desnudo y enterrar a los muertos. Nota de NP]
Nada menos que en el corazón de la Cristiandad se pone un ofensivo y blasfemo pesebre. Estamos ante un ejemplo de la nueva evangelización, que tiene por bandera la blasfemia, el sacrilegio y la apostasía.
Es un pesebre burla.
Es un pesebre ofensivo y blasfemo.
Es un pesebre que se sale de la tradición totalmente.
Es un pesebre pesadilla, que quita el sueño.
Es un pesebre sin ternura.
Es un pesebre fruto de unas mentes retorcidas y sucias.
Es un pesebre infundido e inspirado por el mismo Satanás.
Es un pesebre que destroza la verdad de la fe católica.
Es un pesebre que ofende la más íntima sensibilidad católica.
Es un pesebre feo, sin gusto, para salir corriendo.
Es un pesebre que muestra  una escena falsa para confundir e inducir al error.
Es un pesebre que merece una repulsa de los fieles a nivel a la Iglesia universal.
Estamos ante la obra de la mente humana, pero sin fe católica; es la mente retorcida del hombre socarrón y burlesco, charlatán y juerguista, sacrílego y pervertido; es la mente del profanador de lo sagrado, del que se ríe de la fe inamovible de la tradición; es la mente del  hombre que juega a ser un diosecillo, que impone sus ideas miserables como objeto de culto y creencia.
¿Dónde queda la alegría del momento con el muerto en el pesebre? ¿Dónde la santidad? ¿Dónde la inmaculada pureza de la escena  de la Sagrada Familia con el hombre desnudo? ¿Dónde el misterio del nacimiento del Niño Dios? ¿Dónde el misterio de la Obra Redentora? Dios se hace hombre para redimir al hombre del pecado, entonces, ¿qué hace un hombre desnudo? ¿Dónde está el pudor, la inocencia, la pureza, la castidad, el recato, la honestidad que inspira la escena del pesebre?
Estamos ante una ofensa inadmisible a los fundamentos de la fe.
Los católicos decimos: ¡BASTA! ¡No ofendáis más nuestra fe!
Carlos María Rey


En esta foto, noten que la postura de la Virgen es inmodesta y que su actitud parece expresar nerviosismo; que el personaje de atrás, entre la Virgen y San José, está fumando una pipa; y que los ángeles tienen una expresión de desagrado. La escenografía (ver foto principal) parece evocar una iglesia en ruinas (más precisamente, la basílica de San Pedro del Vaticano, que se ve atrás en esa misma foto). Esa es, precisamente, la obra del demoledor Francisco y de todos los liberales y modernistas, ministros del demonio: la destrucción de la Iglesia de Cristo.

Hemos leído esto en otro sitio web: este pesebre intenta "descentralizar la figura de Cristo en pos de los pobres, los necesitados y los emigrantes. Pueden ver (...) como NADIE de los presentes en el Belén adora postrado a Cristo. Algunos, incluso, le dan la espalda. Los Magos están frente al hombre desnudo y no de rodillas frente al Rey de reyes, y la Sagrada Familia queda reducida a una parte más de la obra, no al centro, como se espera de cualquier Belén." 

martes, 12 de diciembre de 2017

12 DE DICIEMBRE: FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE




Mexicanos, tengamos esperanza, aunque por todos lados nos aflijan los males y nos inquieten los temores. Mientras que se halle entre nosotros la Imagen Soberana de Guadalupe, bien podrá suceder que la nave de la Religión sea combatida por vientos recios y por olas tan altas como los montes; pero jamás lloraremos su naufragio: la verdadera y legítima libertad podrá ser amenazada, atacada, disminuida, pero no llegará a perderse absolutamente. 

Seremos en cualquier sentido angustiados; pero en ninguno destruidos: humillados; pero no abatidos: lloverán sobre nosotros los males; pero la Imagen de Guadalupe resplandecerá al fin a nuestros ojos como el sol después de las más furiosas tempestades.

Tal es nuestra esperanza, benignísima Virgen, fundada en tus prodigios, en tus promesas y en una experiencia muy dilatada.

Ningunos acontecimientos serán capaces de arrancarla de nuestros corazones, ningunos temores de perturbarla, porque después de la fe divina en Jesucristo tu Hijo, nada nos es más estimable que la fe en el milagro de tu Imagen de Guadalupe. 

Que estas dos creencias, ¡oh María dulcísima! sean siempre las guías de nuestros pasos, y el consuelo de nuestras aflicciones, que sean el principio de nuestra felicidad en la vida presente, y que la vista clara de la hermosura de Dios y de la tuya las corone a ambas en la eternidad. Así sea.

Del sermón predicado el 12 de diciembre de 1833, por el señor Cura don Luis Gonzaga Gutiérrez del Corral.

lunes, 11 de diciembre de 2017

FRANCISCANOS DE LA INMACULADA: DESTRUCCIÓN BERGOGLIANA CASI COMPLETADA



Adelante la Fe


Ya hemos tenido por varios años las primicias y reportes de noticias relacionadas con la destrucción de los Franciscanos de la Inmaculada por manos del papa Bergoglio – tanto de los Frailes (FFI) como de las Hermanas (HFI). Han sucedido muchas cosas, mayormente entre las sombras, que no han sido reportadas.
Abajo hay unas simples viñetas con lo que nos han contado recientemente. Provienen de múltiples fuentes, tanto de dentro como de fuera de la orden. Pero todo debe quedar registrado para la historia, por lo tanto lo publicamos hoy. Lo hacemos, tal como hemos hecho durante años, enfrentando tanto abusos como amenazas por hacerlo. Cabe mencionar que casi la mitad de los FFI que solicitaron la visitación original ya no son parte de la orden. Como le sucedió al procurador imperial que acusó a Santa Bernardita, saben que se equivocaron y es de esperar que estén arrepentidos. Por favor, lean nuestras observaciones abajo, así como una predicción instruida de lo que se avecina para la orden.

domingo, 10 de diciembre de 2017

COMENTARIO ELEISON Número DXLIII (543) - 09 de diciembre de 2017

¿Milagros en el NOM?

Los pastores humanos pueden abandonar las ovejas,
Pero Dios no puede, a menos que ellas quieran dormir.
Cuando el año pasado estos “Comentarios” afirmaron que en Sokulka, Polonia, hubo en 2008 un milagro Eucarístico obrado en una hostia consagrada en una Misa Nueva (NOM), algunos Católicos del mundo de habla inglesa negaron que tal cosa fuera posible. Cuando la misma afirmación fue repetida recientemente en París (https://youtu.be/IgQnQhxmhH4), fue el turno de algunos tradicionalistas franceses para cuestionar la aparente evidencia científica del milagro, proporcionada en ese momento por dos laboratorios polacos de forma independiente, y los cuales afirmaron por igual que la muestra que les fue entregada de la hostia en cuestión, provino del músculo del corazón de un ser humano en agudo sufrimiento.
Frente a tal evidencia, dos líneas de argumentación opuestas son posibles. O bien se puede argumentar, a partir del hecho del veneno modernista en el NOM, la imposibilidad intrínseca de Dios para obrar tal “milagro” dentro del marco del NOM; o se puede argumentar, desde la seriedad de la evidencia, la necesidad de la posibilidad de que la nueva Misa, las nuevas ordenaciones sacerdotales y las nuevas consagraciones episcopales sean válidas (porque el sacerdote y obispo implicados fueron ordenado y consagrado el 2005 y 1980 respectivamente). Algunos Tradicionalistas valientes disputan con vehemencia las tres posibilidades dentro de la Neo-Iglesia modernista.
Lo que es cierto, por lo menos dentro de la Iglesia Católica, es que tales cuestiones deben ser decididas por la doctrina y no por la emoción. La razón debe prevalecer. Por ejemplo, desafiar los instrumentos del avión puede ser fatal para los aviadores. Lo que la doctrina de la Iglesia dice respecto a la validez de un sacramento es que requiere cuatro cosas: ministro válido, forma, materia e intención sacramental. El NOM puede excluir uno o todos de estos requisitos, pero no excluye automáticamente ninguno de ellos. Cuando los cuatro están presentes, la nueva Misa es válida. Por eso Mons. Lefebvre, quien conocía su teología, nunca afirmó que el NOM fuera automáticamente inválido. Es por eso que el NOM celebrado en Sokulka no fue necesariamente inválido. Es por eso que parece más razonable argumentar desde la evidencia al milagro, que de la imposibilidad del “milagro” a la falsedad de la evidencia. De lo contrario, se necesita una razón precisa para cuestionar el testimonio preciso de los patólogos.
La gran objeción permanece: ¿cómo puede Dios Todopoderoso hacer milagros en el marco del NOM, claramente diseñado por sus creadores para envenenar gradualmente la fe de los católicos y así destruir la Iglesia Católica? La respuesta debe ser que Dios no está autentificando in principio el NOM, sino que Él está manteniendo su posible validez para no abandonar a la masa de ovejas católicas que todavía asisten a ella con relativa ignorancia e inocencia del veneno, y por lo tanto, Él, fundamentalmente, está advirtiendo, tanto a las ovejas como a los pastores, el recordar que Él está presente bajo las apariencias de pan y vino.
Cuando se recuerda la doctrina católica por la cual el NOM puede ser válido; cuando uno trae a la memoria lo que dice San Pablo en cuanto a que cualquiera que participe indignamente en la Santa Eucaristía es “reo del Cuerpo y la Sangre del Señor” (I Cor. XI, 27 - 39); y cuando se observa cuán extendida está, en la Neo-Iglesia, la falta de respeto por la Presencia Real; entonces vemos inmediatamente cuán necesarias para la salvación de muchas almas pueden ser advertencias tales como el milagro en Sokulka. El párroco allí testifica cuánto se ha elevado por esto la fe Católica y la práctica en toda la región alrededor de Sokulka.
Pero el objetor insiste: ¿cómo es posible que Dios permita que un rito [*] envenenado algunas veces sea válido?
Respuesta: Él no retira el libre albedrío del hombre, sino que Él nos permite en gran medida hacer lo que queremos. En este caso, los neomodernistas quisieron (y siguen queriendo) un rito de la Misa suficientemente envenenado para matar a la verdadera Iglesia a largo plazo, pero todavía suficientemente católico para engañar a corto plazo a los católicos ignorantes e inocentes que todavía confían en sus pastores que les dicen, por ejemplo, que el NOM es el “rito Ordinario” de la Iglesia. El NOM nunca habría ganado aceptación en la Iglesia Universal en 1969 si hubiera sido obvio desde el principio que es automáticamente inválido.
Kyrie eleison.
____________________
(*): Definición de "rito" según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua: "conjunto de reglas establecidas para el culto y ceremonias religiosas"Entonces, el "rito de la misa" es, en sentido estricto, el conjunto de reglas o formalidades conforme a las cuales se celebra la misa. En sentido amplio, en cambio, "consideramos equivalentes las expresiones “nuevo rito”, “nueva Misa”, “Misa de Pablo VI”, “Novus Ordo Missae”, etc., en referencia a la reforma litúrgica de 1969. (...) La crítica al “nuevo rito” no puede ser una crítica a la misa en sí misma, pues ésta es el verdadero sacrificio de Nuestro Señor legado a su Iglesia, sino un examen sobre si se trata de un rito o ceremonial conveniente para encarnar y realizar este augusto sacrificio. Nótese que la validez de una misa y la conveniencia de su rito son dos cuestiones diferentes, como resulta evidente en el caso de una misa negra." (Cita del "Breviario sobre la FSSPX", Holy Cross Seminary, Australia, 1998; traducido al español y publicado en el antiguo sitio web de la FSSPX de España)  (Nota de NP)

viernes, 8 de diciembre de 2017

CINCO NUEVOS MIEMBROS PARA LA SAJM

Fuente: Sitio Oficial de la SAJM

Hoy día, en la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Sma. Virgen María; los seminaristas del segundo año han hecho sus primeros compromisos en la  SAJM.

DEO GRATIAS!



HOY CELEBRAMOS LA GRAN FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN



La fe de la Iglesia católica, solemnemente reconocida como revelada por el mismo Dios, el día para siempre memorable del 8 de diciembre de 1854, esa fe que proclamó el oráculo apostólico por boca de Pío IX con aclamaciones de toda la cristiandad, nos enseña que el alma bendita de María no sólo no contrajo la mancha original en el momento en que Dios la infundió en el cuerpo al que debía animar, sino que fue llena de una inmensa gracia que la hizo, desde ese momento, espejo de la santidad divina en la medida que puede serlo una criatura. 
Semejante suspensión de la ley dictada por la justicia divina contra toda la descendencia de nuestros primeros padres, fue motivada por el respeto que tiene Dios a su propia santidad.

Las relaciones que debían unir a María con la divinidad, relaciones no sólo como Hija del Padre celestial, sino como verdadera madre de su Hijo y Santuario inefable del Espíritu Santo; todas esas relaciones, decimos, exigían que no se hallase ninguna mancha ni siquiera momentánea en la criatura que tan estrechos vínculos habla de tener con la Santísima Trinidad, y que ninguna sombra hubiese empañado nunca en María, la perfecta pureza que el Dios tres veces santo quiere hallar aun en los seres a los que llama a gozar en el cielo de su simple visión; en una palabra, como dice el gran Doctor San Anselmo: “Era justo que estuviese adornada de tal pureza, que no se pudiera concebir otra mayor sino la del mismo Dios”, porque a ella iba a entregar el Padre a su Hijo, de tal manera, que ese Hijo habría de ser por naturaleza, Hijo común y único de Dios y de la Virgen; era esta Virgen la elegida por el Hijo para hacer de ella substancialmente su Madre, y en su seno quería obrar el Espíritu Santo la concepción y Nacimiento de Aquel de quien El mismo procedía. (Dom Geranger, “Año Litúrgico”, visto en Infocatólica).

martes, 5 de diciembre de 2017

LA NEO FSSPX, LOS CHAMANES Y LOS CASINOS

FUENTE

Hace aproximadamente un año, Bumb&Associates, un imperio de negocios de una familia tradicionalista con sede en San Jose (California), le entregó su capilla San Atanasio a la FSSPX.

Junto a su nuevo priorato en Walton, KY, estas dos capillas pueden ser las propiedades que más ingresos dan al P. Wegner.
Es interesante notar que este imperio tradicionalista es costeado en parte por un mercado de pulgas y un casino de apuestas, los cuales históricamente trabajan los domingos.
De hecho, las apuestas en el casino operan 24/7. Sitio Web del Casino Bay 101 [de estos tradicionalistas].

Y para que la familia tradicionalista pudiera asegurar el éxito de su nuevo casino, trajeron a un chamán chino para expulsar a los espíritus malignos y atraer la buena suerte.
El "Maestro" George Yau realiza una bendición Feng Shui al Nuevo Casino Bay 101.

Este es un ejemplo clásico de los fieles practicantes tradicionalistas que el padre Wegner ha intentado cultivar con tanto ahínco.

Son católicos ingeniosos, que pueden conciliar su fe con el mundo, a la vez que son benefactores ideales para ayudar a financiar la Neo-FSSPX. 

Además, estos feligreses generosos donaron las camas usadas de uno de sus hoteles al nuevo mega seminario de la FSSPX en USA. ¿Las habrá exorcizado el P. Wegner?

lunes, 4 de diciembre de 2017

COMENTARIO ELEISON Número DXLII (542) - 02 de diciembre de 2017

Liberalismo = Religión
“Dios o Mammon – hay que elegir”, Nuestro Señor afirmó.
El Vaticano, al elegir a Mammon, enfermó.
No solo el liberalismo es un pecado y un pecado grave que afecta al honor de Nuestro Señor Jesucristo, sino que el liberalismo es una religión. Nos estamos muriendo del liberalismo y sus consecuencias. Hace ya dos siglos que este liberalismo se ha extendido por todas partes, en nuestras sociedades, en nuestras escuelas. Este veneno destruye los mandamientos de Dios, destruye todo lo que constituye la belleza, la grandeza de la civilización cristiana. Como dijo el papa León XIII a propósito de la masonería en su encíclica Humanus Genus: “Hay que arrancarles su máscara y mostrarlos tal y como son para que así los evitemos y evitemos sus errores”. Creo que el liberalismo, que es un fruto de la masonería, necesita también ser desenmascarado y ser presentado tal cual es, de forma que se comprenda su peligro.
El liberalismo tiene su diosa. Es la libertad. Recordarán ustedes la adoración, las adoraciones hechas durante la Revolución francesa en la catedral de Nuestra Señora de París a la diosa razón, es decir, a la libertad, a la libertad del hombre. Y es a esta libertad, que tiene su estatua a la entrada de Nueva York, a la que han festejado de una manera increíble hace pocos meses. El hombre libre. El hombre liberado, por fin, de toda ley y principalmente de la Ley de Dios. Esta es la diosa de la religión del liberalismo.
El liberalismo tiene su sacerdocio, su sacerdocio son los masones. Sacerdocio secreto, sacerdocio organizado, sacerdocio extremadamente eficaz. Masones hay miles y miles. La secta masónica de los B’nai B’rith, que hace sus entradas a Roma con mucha frecuencia y que estaba presente en la reunión de ayer en Asís, ella sola consta de ciento sesenta mil miembros en el mundo. El Gran Oriente también está extendido por todo el mundo.
El liberalismo tiene sus dogmas. Estos dogmas son la Declaración de los Derechos del Hombre. Los papas nos han instruido que estos derechos del liberalismo son el instrumento inventado por la masonería contra Dios, precisamente para liberar al hombre de la ley de Dios. De ahora en adelante, el hombre es libre de pecar, puede desobedecer a Dios… por ejemplo, libertad de prensa… estas son las famosas libertades que han sido escritas en la Declaración de los Derechos Humanos y que han sido condenadas por los papas durante siglo y medio.
El liberalismo tiene su moral, que es un contra-Decálogo, su moral es sencillamente la inmoralidad. Por veinte años los liberales han logrado introducir en la legislación de casi todos los Estados todos los principios que van en contra de la moral católica, como el aborto, unión libre, etc. – vivir en pecado es favorecido por las leyes impositivas.
El liberalismo tiene su política, la política de la democracia, la política del número. Según la “democracia” es el pueblo que aparentemente gobierna. Pero es para mejor avasallarlo, para mejor dominarlo y desposeerlo por medio de un estado omnipotente, de un socialismo totalitario que poco a poco arruina el derecho de propiedad, que hace trabajar a los ciudadanos para el Estado casi una tercera parte del año. Y así, ya tenemos a los ciudadanos prácticamente esclavos del estado totalitario. Esta es la política del liberalismo, a la que llaman libertad.
El liberalismo tiene su enseñanza y quiere que su enseñanza sea atea, laica y universal para todo el mundo. En Francia, no fueron los obispos quienes defendieron la libertad de una educación no gubernamental, sino las familias. Si no hubieran ido dos millones de familias a Paris para rechazar la ley de educación socialista, hoy solamente habría en Francia la educación gubernamental, y la educación privada habría desaparecido.
El liberalismo tiene su economía, dirigida por las finanzas internacionales. Según apliquen los países la moral liberal, la economía liberal, la enseñanza liberal, las leyes liberales, así interviene el Fondo Monetario Internacional al lado del gobierno para sostenerlo, aunque tenga enormes deudas. Por el contrario, los Estados que resisten el liberalismo son socavados financieramente y arruinados económicamente, si es posible. El mismo Vaticano ha sido arruinado por la economía internacional. Los masones infiltraron las finanzas pontificias, y transfirieron la fortuna del Vaticano a Canadá, donde desapareció. Inmediatamente los masones y la Finanza Internacional intervinieron para ofrecer el apoyo financiero que necesitaba. Naturalmente esto explica las presiones que se ejercitan cerca del Vaticano en el nombramiento de los obispos y cardenales, y también para conseguir que se haga cuanto el papa hace, quien prácticamente está ahora al servicio de la masonería. Hay que decir las cosas como son.
Esto dijo Mons. Lefebvre en Barcelona en 1986. ¿Es necesario cambiar una sola palabra?
Kyrie eleison. 

viernes, 1 de diciembre de 2017

PROXIMIDAD DE LA PRELATURA



FUENTE (Extracto. Énfasis en negrita añadido por NP)
Mons. Fellay acaba de hacer una visita bastante discreta a las diferentes comunidades de Francia. No nos enteramos de todas sus palabras, pero en resumen, sabemos que defiende firmemente su posición de que el Papa actual nos quiere bien.
Estas visitas, en general, son fases preparatorias para los espíritus: no hay grandes discursos públicos o agitadas conferencias, sino un discurso cercano para los supriores locales [de la FSSPX] a fin de tranquilizarlos sobre la sinceridad de sus disposiciones de combate, pero al mismo tiempo con palabras suficientemente vagas y evasivas como para comenzar a abrir las mentes a la idea de un evento por venir.
El último bastión que resistía a la política de Ménzingen era Francia, pero Roma ya comprendió bien que la mayoría de los sacerdotes y fieles franceses seguirán a los superiores de la FSSPX pase lo que pase. A pesar de la reacción de los decanos, el éxito numérico de la peregrinación a Fátima en agosto, una muy buena entrada de seminaristas a Flavigny y una peregrinación bien lograda a Lourdes; son signos de que la política de Mons. Fellay puede ser continuada hasta su término, sin rupturas ni peligros importantes.
Evidencias:
La cuestión de los matrimonios fue una buena prueba para Roma y Menzingen. La reacción fue muy viva durante algunas semanas, pero parece que ya todo ha vuelto a la calma, pues incluso los que reaccionaron han aceptado sus sanciones. Primera prueba exitosa.
Otra prueba:
Otra prueba romana fue la firma de Mons. Fellay a la Correctio. Un miembro de este foro demostró que esta firma implicaba la aceptación del concilio en el sentido de la hermenéutica de la continuidad, tan querida de Benedicto XVI. Tampoco hubo ninguna reacción. Incluso un P. de Jorna (que había reaccionado en su tiempo contra esta famosa hermenéutica) ya no protesta más. Otra prueba.
Así que todo parece maduro espiritualmente para la prelatura.
Ante el anuncio de la prelatura, todos aquellos que no reaccionaron cuando fue fácil y posible, inevitablemente mostrarán un espíritu de espera y de "observación del fenómeno de prelatura". Habrá ciertamente mucha tinta, muchas palabras, tal vez irritación; pero ellos se encontrarán de nuevo en la misma situación que en el 2012 con las graves y falsas decisiones del capítulo, que en el 2013 con los falsos juicios, que en el 2014 con el discurso a los fieles, que en el 2015 con el reconocimiento de las confesiones en el marco conciliar, que en 2017 con la cuestión de los matrimonios, etc. La prelatura no agregará mucho a estos malos principios ya planteados e impuestos. La reacción general no estará ligada a una cuestión de principios, ya que estos han sido abandonados durante mucho tiempo, sino más bien al interés práctico.
En cuanto al interés práctico, sucederá lo mismo que los años pasados: será más fácil en la práctica seguir (arrastrando los pies, por supuesto) la nueva reforma [de la FSSPX, convertida en prelatura de la estructura oficial] que resolverse a no seguirla.
Ya que casi todos los fieles y sacerdotes del distrito de Francia decidieron permanecer en el marco administrativo de la FSSPX, sin ayudar moral o materialmente al puñado de sacerdotes y fieles que lograron separarse, no habrá ninguna razón suplementaria para abandonar este marco y considerar la posibilidad de una reconstrucción [en la Resistencia].
Esta constatación es triste, pero imparable ahora. Y Roma lo sabe

He aquí por qué Roma y Menzingen no tienen ningún temor para terminar el proceso de reconocimiento canónico dentro de un marco de tiempo que ahora puede ser bastante breve

¿Está próxima la prelatura? Puede ser, pero ciertamente lo de la prelatura ya está maduro.

jueves, 30 de noviembre de 2017

SOBRE LA SALIDA DEL P. MORGAN DE LA FSSPX

El 11 de agosto, Sodalitium Pianum informó sobre la salida del P. Paul Morgan (antiguo Superior del Distrito de Gran Bretaña) de la Fraternidad.
El 12 de agosto, ofrecimos detalles adicionales a la información inicial acerca de la renuncia del P. Morgan.
Hoy se han conocido más detalles conectados con las circunstancias de la salida de la Fraternidad del P. Morgan, que fueron publicados en el foro francés de la Resistencia.
Al parecer, el P. Morgan escribió una carta privada a Mons. Fellay, expresando su desacuerdo/oposición a la nueva política de la FSSPX de someter sus matrimonios a la jurisdicción conciliar.
¿La respuesta de Menzingen?
Le dieron un ultimátum al P. Morgan: ¡O se disculpaba por su carta privada, o sería expulsado de la FSSPX!
Mikael, miembro del foro francés observa la ironía y contradicción inherente a este ultimátum: SSPX.org, después de haber expulsado a uno de sus mejores sacerdotes por su desacuerdo privado, publicó un artículo en el cual lamenta la destitución de un teólogo conciliar por haber hecho una crítica pública al Papa.
Y más al grano: ¿cómo la ilusa FSSPX va corregir a Roma, cuando vemos lo que les sucede a los que intentan hacer correcciones a Ménzingen?
¿Piensa Menzingen que estará exento del mismo tratamiento tiránico de Roma que el mismo que Menzingen aplicó al P. Morgan?
Mientras tanto, tenemos información confiable de que el P. Morgan ha estado activamente ejerciendo su ministerio con los fieles de la Resistencia en Francia, donde planea permanecer.

martes, 28 de noviembre de 2017

MISIÓN DE LA FSSPX "RECIBE BENDICIÓN PERSONAL" DEL DEMOLEDOR FRANCISCO, CONSEGUIDA POR INTERMEDIO DEL P. NÉLY




La imagen corresponde a la pág. 2 del boletín de la FSSPX de Nueva Zelanda, datado el 13 de octubre de 2017.

Traducción: 

"La Misión de Vanuatu recibe bendición personal del Papa. 

Por intermedio del P. Nély, segundo asistente de Monseñor Fellay, nuestra misión recibió una bendición papal personal del Papa Francisco. La bendición papal dice: Su Santidad Francisco concede, con el corazón abierto, la bendición apostólica al Párroco de la comunidad de la Parroquia de Saint Raphael, Vunapisu, South Santo, Vanuatu; implorando abundantes gracias y la protección de la Santísima Virgen María.

El P. Bochkoltz y el jefe de la villa de Vunapisu colocando la bendición papal en la puerta de la capilla de la villa."








VER EL BOLETÍN COMPLETO ACÁ



COMENTARIO ELEISON Número DXLI (541) - 25 de noviembre de 2017

¿Cómo Discernir? – II
¿Cómo puedo luchar contra un enemigo fuerte y peligroso,
Cuándo la primera cosa acerca de él no la conozco?
Después de la primera pregunta de Joseph respecto a la confusión en la Iglesia en general (cf. estos “Comentarios” de la semana pasada), su segunda pregunta es respecto a la Fraternidad San Pio X en particular. Hela aquí:—
Usted escribió la semana pasada que juzgado por sus frutos, el Vaticano II no fue Católico, mientras que Mons. Lefebvre lo fue. Sin embargo, en la Fraternidad San Pio X que él fundó, parece haberse levantado una nueva manera de pensar que uno puede articular en una serie de proposiciones. Por ejemplo –
1 Por mal que se comporten el Papa y los obispos, siguen siendo las autoridades válidas de la Iglesia.
2. El Papa Francisco puede ser un modernista, pero él todavía tiene el poder de traer a la FSSPX de vuelta a la Iglesia.
3 No todos los obispos Conciliares son malos. Ellos pueden tener las reacciones Cristianas, mostrar conciencia de la crisis de la Iglesia, defender la moral en público, llamar por el respeto de Dios en la liturgia, mostrar devoción a la Santísima Virgen María, etc.
4 Un acuerdo con Roma puede ser contemplado mientras seamos “aceptados como somos”.
5 Somos culpables si rechazamos sistemáticamente cualquier acuerdo de cualquier tipo con Roma.
6 Es más útil hablar de la piedad de Mons. Lefebvre que de su oposición al Concilio.
7 Es mejor estar en buenos términos con la FSSPX que estar en malos términos con ella debido a unas opiniones falibles.
8 Los Conciliaristas son indisciplinados y desobedientes. Los miembros de la FSSPX deben ser disciplinados y obedientes.
En conclusión, dada la complejidad de la situación en que los Católicos se encuentran actualmente, ¿pueden los miembros o seguidores de la Fraternidad ser culpados por pensar en consonancia con estas proposiciones?
Respuesta, todo depende de cuánto sepan esos miembros o seguidores. Por ejemplo, los más antiguos miembros de la FSSPX sabían que el Concilio era una nueva religión, y que por lo tanto la oposición de Mons. Lefebvre a éste era una cuestión de fe, intrínsecamente más importante que la piedad, porque ¿cómo puede haber piedad sin la fe? Estos veteranos de la Fraternidad tienen mucha culpa (a menos y hasta que finalmente reaccionen públicamente), porque ellos están permitiendo que lo que Joseph arriba llama “una nueva manera de pensar” tome la Fraternidad del Arzobispo, de manera que los jóvenes de la Fraternidad tienen mucha menos oportunidad de impregnarse de lo malo que hay con las ocho proposiciones citadas. Una nueva generación de sacerdotes de la Fraternidad es tan pía como uno pudiera desear, pero (siempre con excepciones) no tiene idea en cuanto a la crisis que ahora está devastando la Iglesia por más de medio siglo.
1 Verdadero, el Papa y los obispos, de acuerdo a las apariencias, paren ser las autoridades válidas de la Iglesia, pero su comportamiento en cuanto a la Fe es tan malo, que muchos Católicos serios cuestionan tal validez.
2 ¿A cuál Iglesia traería el Papa a la Neo-fraternidad? ¿A la Neo-iglesia? “Ellos me expulsaron de la Neo-iglesia”, decía el Arzobispo “excomulgado” – “¿y qué? Yo nunca pertenecí a ella”.
3 De hecho no todos los obispos Conciliares son malos, pero ellos son casi todos modernistas, lo que significa que muchos de ellos han perdido su fe Católica sin siquiera darse cuenta. El hombre moderno es tan corrupto, que cuando su Fe Católica se hace para adaptarse a su modernidad, ni siquiera se da cuenta de que ya no es Católico.
4 “Aceptados como somos” fue para la FSSPX una cosa en, digamos, 1987. ¡Es completamente otra cosa en 2017!
5 Si tan solo Roma volviera a la verdadera Fe, ya no habría más necesidad de acuerdo.
6 Gracias a Dios también por la piedad del Arzobispo, pero de lejos su cualidad más importante era su fe.
7 ¿“Opiniones falibles”? ¡Existe algo llamado verdad! ¿Alguien de importancia en la Neo-fraternidad ha estudiado realmente los documentos del Vaticano II? ¿Niega que éstos representan una nueva religión?
8 ¿Los miembros de la FSSPX deben ser obedientes a qué? ¿A la nueva religión Conciliar centrada en el hombre?
El problema con todas estas proposiciones es que la SSPX nació en medio de la gran guerra que libra el mundo moderno contra Dios, pero desde la muerte del Arzobispo en 1991, sus líderes han perdido toda la comprensión efectiva sobre quien está librando esa guerra, y cómo y por qué. ¡Joseph, lea “Pascendi”, una y otra vez, hasta que lo haya comprendido completamente!
Kyrie eleison.

sábado, 25 de noviembre de 2017

ESTATUTOS DE LA SAJM







Fuente: SITIO OFICIAL DE LA SAJM (el texto que publicamos acá es la traducción del original en francés)



ESTATUTOS DE LA SOCIEDAD SACERDOTAL DE LOS APÓSTOLES DE JESÚS Y MARÍA


PREFACIO


Después de varios meses de estudio, estamos en condiciones de promulgar los estatutos definitivos de la SAJM.

Los estatutos de la SAJM pretenden conservar intacto el espíritu de los estatutos dados por Monseñor Lefebvre a la FSSPX. También pretenden conservar la letra de esos estatutos en la medida de lo posible y atendiendo a las circunstancias presentes.

Así, ciertas partes de los estatutos de la FSSPX han debido ser suprimidas por resultar anacrónicas, como las relativas a determinadas coordinaciones con el clero diocesano (Cap. III, n° 5; Cap. IV, n° 1 y n° 2).

También nos hemos visto en la necesidad de agregar algunas normas tendientes a proteger a la nueva congregación del peligro de desviación hacia izquierda o derecha, como la que prohíbe absolutamente un acuerdo con la Roma liberal y modernista (Cap. II, n° 5), o como las normas sobre destitución del Superior General (Cap. V, n°11). Hay que tener en cuenta que si en los estatutos de la FSSPX hubieran existido disposiciones como éstas, posiblemente se podría haber evitado que la Fraternidad incurriera en la grave desviación de la que hoy somos testigos. 

Dado que no existen en los estatutos de la FSSPX, hemos debido agregar reglas sobre reforma de los estatutos (Cap. IX). 

Finalmente, los estatutos contienen diversas disposiciones transitorias, cuya necesidad se deriva de las circunstancias propias de una congregación que está en proceso de formación y que no puede depender de unas autoridades romanas que se esfuerzan por destruir la Iglesia.

La Iglesia Católica es jerárquica y monárquica por institución divina. Esto no podrá cambiar jamás, por profunda que sean las crisis por las que ella atreviese en la historia. Por eso, esas dos propiedades deben ser conservadas en todas las congregaciones verdaderamente católicas, sin caer en la tentación de atenuarlas por temor a que, abusando de ellas, los superiores desvíen a las congregaciones, como vemos que sucede hoy en la FSSPX. No es lícito innovar a este respecto, ni menos al modo de los liberales, esto es, debilitando el principio de autoridad.

Que estos estatutos ayuden a los miembros a ser fieles discípulos de Jesús y María. En S. Jn. XVII, 17, Nuestro Señor dirige esta súplica a su Padre por sus discípulos: « Sanctifica eos in Veritate. Sermo tuus Veritas est ». Él nos enseña que la caridad viene del conocimiento de la Fe verdadera: la vida eterna, sobrenatural, comienza aquí abajo por el conocimiento del Padre y del Hijo -obra del Espíritu Santo- que se vuelve vida divina en el alma de los creyentes que vienen a ser “partícipes de la naturaleza divina” (II Pe I, 4). 

« Euntes ergo docete omnes gentes » (Mt XXVII, 19)


+Christian Jean Michel Faure

Avrillé, 21 de noviembre de 2017, en la fiesta de la Presentación de la Sma. Virgen María.

jueves, 23 de noviembre de 2017

NUEVA CARTA DE MONS. FELLAY A LOS AMIGOS Y BENEFACTORES: LA AMBIGÜEDAD DE SIEMPRE





CARTA A LOS AMIGOS Y BIENHECHORES N° 88

Fuente (comentarios de NP en color rojo)

Queridos Amigos y Bienhechores:

En este mes de octubre de 2017, han coincidido tres aniversarios que determinaron el curso de la historia de los hombres y de la Iglesia: la rebelión de Lutero, la revolución bolchevique y el milagro de Fátima.

Hace quinientos años, el 31 de octubre de 1517, Martín Lutero empezó su rebelión contra la Iglesia católica. Hace también cien años, el 7 de noviembre, estalló la revolución en Rusia, que, según el calendario juliano, recibió el nombre de «revolución de Octubre».

Y hace también cien años, unos días antes, el 13 de octubre, el Corazón Inmaculado selló con un milagro espectacular su mensaje, anunciando los grandes acontecimientos futuros de la Iglesia y del mundo, de los cuales algunos ya forman parte del pasado, como la Segunda Guerra Mundial, y otros aún no han llegado, como el triunfo del Corazón Inmaculado y la conversión de Rusia.

La reforma que lanzó Lutero apareció en un primer momento como un acontecimiento religioso. Y, desde luego, el heresiarca alemán trastocó en sus fundamentos a la católica, atacando el papado, la gracia, la Santa Misa, el sacerdocio, la Sagrada Eucaristía… La fe y los medios que Dios ha otorgado a los hombres para que alcancen su salvación eterna fueron rechazados o profundamente falsificados.

Pero dados los vínculos innegables entre el orden sobrenatural de la Iglesia y de la gracia, por una parte, y el orden temporal de los gobiernos humanos y de la sociedad civil, por otra, muy pronto la rebelión contra la Iglesia se extendió a la sociedad humana, dividiendo a Europa hasta el día de hoy, abriendo siglos de persecución contra la Iglesia en los países reformados, y marcando a toda Europa con terribles guerras, de las cuales la más dolorosa fue la guerra de los Treinta Años. Realmente nuestra incomprensión es total cuando actualmente estamos viendo que algunos prelados católicos celebran e incluso festejan este acontecimiento tan triste y tan espantoso para la cristiandad. [“algunos prelados católicos”, empezando por el primero de todos: el Papa. ¿Por qué Mons. Fellay no lo nombra? ¿De qué tiene miedo el Superior general?]

La rebelión de Lutero estriba sobre un principio que constituye como la base del pensamiento moderno y que gobierna a toda la sociedad contemporánea, que pretende ser liberal o socialo-comunista. Este principio apunta a liberar a los hombres de la dependencia de Dios y del orden establecido por Él, tanto a nivel natural como a nivel sobrenatural.

No obstante, en lo más profundo de la naturaleza del hombre se encuentra la realidad ontológica de una dependencia total con relación a su Creador, dependencia total porque no existe ningún ámbito del que pueda sustraerse al ser humano. La propia noción de creación lo indica claramente. Y desde el punto de vista de la criatura, esta dependencia objetiva genera inmediatamente el deber de sumisión igualmente absoluto hacia su Creador, que es Dios. Esta sumisión se extiende a muchas más cosas de las que al hombre le parecen su expresión más común: obediencia a los mandamientos de Dios y obediencia moral, pues se extiende también al orden de la inteligencia, es decir, a nuestro conocimiento. Se trata de la sumisión de nuestra razón a la realidad que se nos impone, de tal manera que la definición exacta de la verdad es «la adhesión de la inteligencia a la realidad», o sea, a la realidad objetiva. El ámbito de la fe sigue el mismo camino, aunque ahí la razón de esta sumisión sea diferente. Cuando nuestra razón natural se somete a la luz de la evidencia, la luz sobrenatural se somete a la autoridad de Dios, Verdad que se revela sin engañarse ni engañarnos, como decimos en el acto de fe.

Mediante el principio del libre examen, Lutero hizo explotar en pedazos esta sumisión. Y desde entonces, la gran palabra que resuena en el universo es este grito: «libertad»; pero que, de hecho, es la rebelión contra Dios y contra el orden de las cosas querido por Dios. Esta libertad moderna adula al alma caída luego del pecado original, y constituye la tentación de la época actual y es una ilusión. Es un sueño quimérico, el mismo que inspiraba el pecado del arcángel Lucifer, y tras él, de todo pecado. Esta supuesta liberación acaba mal, y, finalmente, no tiene nada que ver con la auténtica libertad, pues el hombre no ha sido creado libre para rebelarse contra Dios, su último fin y su bien supremo, sino para que él mismo elija los medios que lo conducen a Dios y para hacer que de este modo se le vuelva meritorio el alcanzar la bienaventuranza eterna que Dios omnipotente quiere compartir con sus criaturas.

¡Qué pocos son los hombres de hoy que, al estar sumergidos en esta atmósfera liberal, comprendan esas verdades fundamentales! [Monseñor: si usted realmente entendiera qué es el liberalismo, no pretendería ponerse usted mismo y a la FSSPX bajo el poder de los liberales]

Los excesos inevitables del liberalismo, llevado hasta el extremo de su lógica, ya se trate de la anarquía o de la tiranía del poder material, lo mismo que los del socialo-comunismo, cuyos horribles desbordamientos han marcado trágicamente el siglo XX, para por lo menos doscientos cincuenta millones de muertos, no parecen hacer reflexionar a nuestros contemporáneos. [Ni a Mons. Fellay parece hacerle reflexionar la aún mayor maldad del “Vaticano II con sus miles de millones de víctimas espirituales” (Declaración de los Obispos de la Resistencia en el Centenario de Fátima)]

La revolución rusa parte de esta rebelión contra el yugo del poder temporal, pero su origen no es ruso, sino que lo encontramos en la Europa del oeste. Karl Marx era alemán, y, según algunos historiadores, Rusia fue el terreno de aplicación de los principios elaborados por el alemán Marx, con el soporte financiero de los ámbitos de negocios occidentales. [¿Una expresión eufemística para evitar decir “judíos”? ¿Mons. Fellay teme a los judíos? Pero hay un Obispo ordenado por Mons. Lefebvre no tiene miedo a los judíos, y por eso -y por rechazar el acuerdo traidor- Mons. Fellay lo expulsó de la Fraternidad] No obstante, la revolución atacó muy rápidamente a la religión. Y el comunismo siempre ha visto en la Iglesia Católica, más que en ninguna otra cosa, un enemigo que ha jurado destruir, si fuera posible. Del comunismo han venido la mayor parte de las persecuciones contra la Iglesia, que aún duran, como en China, en Corea del norte o en Vietnam.

Todo esto se anunció en Fátima, donde nuestra Señora pidió actos muy sencillos a las autoridades religiosas y a todos los cristianos, para conjurar las desgracias que amenazan con abatirse sobre la tierra: la devoción a su Corazón Inmaculado, los cinco primeros sábados de mes en reparación de los ultrajes hechos a la Madre de Dios, y la consagración de Rusia. [Noten los lectores la evolución -¿o doble lenguaje?- del pensamiento de Mons. Fellay sobre Fátima, si comparan lo que dice en esta carta con lo que dijo en otras ocasiones]

Llama la atención la aparente desproporción de los medios que propone el Cielo para remediar a los males de la humanidad, frente al destino dramático de las naciones en este momento de la historia de la humanidad. Pero Dios omnipotente, infinitamente por encima de la agitación humana, no necesita en modo alguno los medios humanos. Una sola palabra le basta para crear el universo, regenerarlo y salvarlo. Pero tal cosa no se ha de realizar sino a través de los hombres que reconozcan finalmente su soberanía. «La guerra va a terminar, pero si se no deja de ofender a Dios, en el pontificado de Pío XI empezará otra guerra peor». «Si se escuchan mis ruegos, Rusia se convertirá y vendrá la paz; si no, difundirá sus errores a través del mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia». La paz del mundo –y de la Iglesia– está vinculada a la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María. Según un testimonio indudable que me han referido personalmente, sor Lucía, poco antes de morir, le dijo a un sacerdote que «la consagración de Rusia SE REALIZARÁ, pero será algo muy difícil».

Llegará el triunfo del Corazón Inmaculado de María, cosa de la cual no tenemos ninguna duda, pero por el momento la lucha está causando estragos, y ahora incluso al interior Iglesia. Los pilares de nuestra fe que parecían inquebrantables están temblando desde sus cimientos; algunos obispos y cardenales superan incluso a su nuevo maestro, Lutero, de cuya rebelión celebran este año el aniversario. [¿Por qué Mons. Fellay omite una vez más la mención clara y directa del demoledor Francisco? ¿Por qué no menciona ni una sola vez en esta carta el fatídico Vaticano II?] Y son muy pocos los que defienden la verdad revelada. La Voz de la que todo depende la Iglesia que está en la tierra [si esa “Voz” es Francisco, ¿por qué teme escribir ese nombre? ¿Qué puede perder Mons. Fellay si critica viril, clara y directamente a este Papa nefasto? Adivinen…], calla resueltamente [¡Falsísimo! Si Francisco callara, haría menos mal que el que causa con sus constantes palabras y acciones increíblemente escandalosas], dejando que las tinieblas de la confusión doctrinal y moral invadan la Ciudad de Dios [no es, entonces, sólo o principalmente por sus silencios u omisiones que el Papa Francisco trabaja en la destrucción de la Iglesia. Por otro lado, ha sido Mons. Fellay el que, en estos años, ha colaborado a la demolición de la Iglesia y a la destrucción de la obra de Mons. Lefebvre, mediante los silencios con los que ha intentado congraciarse con Roma apóstata].

El 29 de junio de 1972 Pablo VI ya había observado que «el humo de Satanás se [había] introducido por alguna rendija en el templo de Dios». Hoy ya no se trata sólo de una fumarola, sino del espeso humo de una erupción volcánica. Como ya afirmaba San Pío X: «Es indudable que quien considere todo esto tendrá que admitir de plano que esta perversión de las almas es como una muestra, como el prólogo de los males que debemos esperar en el fin de los tiempos; o incluso pensará que ya habita en este mundo “el hijo de la perdición” de quien habla el Apóstol» (encíclica E Supremi Apostolatus del 4 de octubre de 1903). ¿Qué decir, pues, cien años más tarde, viendo que la Iglesia se va disgregando poco a poco? Se nos hiela la sangre [El miedo hiela la sangre. No hay en Mons. Fellay una santa ira que haga hervir su sangre ante los escándalos del abominable Francisco] cuando oímos a esta misma Voz que, hablando de la justificación, durante la conferencia de prensa en el avión de regreso de Armenia, el 26 de junio de 2016, dice que Lutero no se había equivocado sobre este punto: «Creo que las intenciones de Martín Lutero no eran erróneas: era un reformador. (…) Y hoy, luteranos y católicos, junto con todos los protestantes, estamos de acuerdo sobre la doctrina de la justificación: sobre este punto tan importante, él (Lutero) no se había equivocado» [Nosotros podríamos decir que “se nos hiela la sangre cuando oímos a esta misma voz”, supuestamente tradicionalista, decir cosas como estas: "El papa Francisco tiene una fe profunda". "Es prudente". "Quiere poner orden". "En sus sermones, vemos que tiene la fe”. "Nuestro querido Santo Padre... no se puede poner en una u otra categoría pues se equivocarían, es tan impredecible...  Le dieron el libro de la vida del Arzobispo, el grande, el gordo, ¡Él lo leyó dos veces! No se hace eso si no se tiene interés. Entonces estaba interesado en su vida. Y debo decir: yo creo que [nos] tiene simpatía... Yo diría que está de nuestro lado" (entre otras entradas, ver acá y acá)]

Por ello, para la Fraternidad San Pío X y para ustedes, queridos fieles, nuestra línea de conducta no es sino la de continuar lo que siempre ha hecho la Iglesia, pase lo que pase. El camino de la verdad que en todos los tiempos ha hecho santos seguirá siendo siempre el camino seguro del Cielo, el de los Evangelios, a imitación de nuestro Señor y nuestra Señora. Tomamos los medios indicados por el Cielo, con la certeza de que no podemos hacer nada mejor. Nuestra cruzada del Rosario terminó oficialmente el pasado 22 de agosto, pero les suplicamos y pedimos a ustedes encarecidamente que mantengan las buenas costumbres que ya han adquirido: la oración del Rosario y los pequeños sacrificios, que son tan agradables a Dios y que tienen poder para de salvar a las almas eternamente, ¡siempre y cuando vayan acompañados con un granito de amor a Dios!

Al final de este año en que celebramos el centenario de las apariciones de Fátima, no olvidemos las enseñanzas y las peticiones de María, siempre Virgen y Madre de Dios. Según sus propias palabras, su Corazón será nuestro refugio y el camino que nos lleve a Dios. Vivimos con esta esperanza, sin desalentarnos por los acontecimientos terribles que nos rodean, muy conscientes de que todos nosotros podemos y debemos hacer mucho bien a nuestros contemporáneos al conservar fielmente los tesoros de la Tradición.

Les agradezco a ustedes por su generosidad incansable. Que Dios les retribuya con gracias y los bendiga, a la espera del triunfo del Corazón Inmaculado de María.

Menzingen, 21 de noviembre de 2017, festividad de la Presentación de la Santísima Virgen

+ Bernard Fellay,
Superior General